Skip to Content

por Holly Bonner

Nota del editor: Esta es la tercera parte de “Lista de verificación de la madre ciega” de nuestra nueva serie sobre la crianza de los hijos por padres ciegos, titulada Blind Parenting (La crianza de los hijos por padres ciegos). La primera parte cubre las preguntas básicas que debe hacerse cuando decide comenzar a formar una familia. La segunda parte examina las implicaciones médicas y los diferentes médicos que una mujer que está planificando quedar embarazada debe tener como parte de su equipo médico.

Preparación para el embarazo: Lista de verificación de la madre ciega – Parte 3 Por Holly Bonner

Si está lista para formar una familia y entiende las implicaciones médicas del embarazo, ahora es el momento de sumergirse en los recursos y servicios que podrían ayudarle a criar a su hijo de manera segura e independiente.

Explore los recursos que tiene a su disposición

Localice recursos en su estado o en su comunidad y comuníquese con cualquiera de las agencias de servicios sociales que le hayan anteriormente prestado servicios relativos a su pérdida de la vista. Explíqueles que está considerando formar una familia y pregúnteles sobre los servicios a los que Ud. tiene derecho, si los hubiera, dentro de su zona. Por ejemplo, ¿ofrece su Comisión para Ciegos local instrucción en habilidades de la vida diaria para mujeres embarazadas ciegas? ¿Tiene Ud. derecho a recibir una ayudante de madre o a una auxiliar de salud en el hogar para que le ayuden con el bebé?

Inmediatamente después de enterarme de que estaba embarazada, llamé a mi consejera en la Comisión para Ciegos del Estado de Nueva York. Me explicó que podía volver a abrir mi caso para comenzar a recibir servicios de instrucción en habilidades de la vida diaria de parte de una Terapeuta en Rehabilitación Visual (TRV) y capacitación en orientación y movilidad. A medida que crecía mi pancita, mi equilibrio se hacía cada vez peor. Llevar a mi bebé en el vientre me había hecho perder mi centro de gravedad. La capacitación en orientación y movilidad me enseñó a distribuir correctamente mi peso para prevenir caídas durante el embarazo.

La TRV venía a mi casa tres días a la semana durante mis últimos dos trimestres. Durante ese tiempo, experimentamos con diferentes productos para bebés y practicamos preparar el biberón. Mi instructora también nos proporcionó una muñeca realista para que mi esposo y yo practicáramos a vestirla, cambiarle los pañales y asegurarla en el asiento de seguridad del auto y en el cochecito de paseo (carriola).

Administración de Recursos Humanos y Seguridad Social

Si actualmente está trabajando, querrá informarse con su departamento de recursos humanos. Para calificar para la Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA, por sus siglas en inglés), debe verificar que su agencia esté cubierta bajo la FMLA. De ser así, tiene que haber trabajado para el mismo empleador por lo menos 12 meses consecutivos para calificar para 12 semanas de licencia de maternidad o de paternidad sin paga. Algunas empresas tienen normas adicionales para prorrogar el tiempo de licencia por maternidad o convertir la licencia por enfermedad en licencia por maternidad adicional. El hablar con la persona encargada de recursos humanos antes de quedar embarazada le puede ayudar a aliviar cualquier complicación que pueda ocurrir más tarde.

Si actualmente está recibiendo beneficios de la seguridad social relativos a su ceguera, es posible que su hijo también pueda tener derecho a un pequeño estipendio. Para solicitar beneficios en nombre de su hijo, necesitará su certificado de nacimiento y su número de seguro social. La cantidad que recibirá su hijo en beneficios dependerá en cuánto dinero recibe usted, como el individuo discapacitado, por concepto de beneficio de SSDI (Ingresos del Seguro Social por Incapacidad). Generalmente, su hijo recibirá hasta el 50 por ciento de lo que usted recibe como beneficio total de SSDI. Es importante tener en cuenta que hay una cantidad máxima que una familia puede recibir en base a los beneficios de una persona con discapacidades. Comuníquese con su oficina local de la Administración del Seguro Social para obtener más información.

Hay que volverse duro

Algunas personas se alegrarán mucho de que esté pensando en formar una familia. Otros cuestionarán su cordura, posiblemente se preguntarán cómo usted, una persona ciega, puede potencialmente criar a un niño. Dependiendo de la dinámica de su familia y de la relación que Ud. tiene con sus amigos, las reacciones variarán. Tendrá que volverse dura como un medio de supervivencia ante este negativismo.

Mis familiares reaccionaron de diferentes maneras cuando yo les dije que estaba embarazada. Algunos se pusieron muy contentos, mientras que otros inmediatamente nos preguntaron a mi esposo y a mí si pensábamos emplear a una enfermera o niñera a tiempo completo para que cuidara a nuestro bebé. Personas que yo ni conocía sentían la necesidad de decirme que nunca antes habían visto a una mujer ciega embarazada. Hubo momentos durante mi primer embarazo en que estos comentarios desconsiderados, junto con mis hormonas alborotadas, afectaron mi salud. Ahora bien, cuando quedé embarazada de mi segunda hija, ignoré todas las opiniones personales de los demás, confiando sólo en los consejos de mi esposo y de mi equipo médico. Ese embarazo fue mucho más fácil y la carga emocional de desconectarme de toda negatividad produjo un parto más fácil.

Si usted y su pareja han decidido que quieren tener un hijo y han tomado las medidas necesarias para ayudarles a prepararse para su embarazo, no deje que los estereotipos asociados con la crianza de los hijos por padres ciegos se interpongan en su camino. Ponga en primer lugar su salud y la salud de su familia. Busque servicios donde estén disponibles y rodéese de gente que le quiere y le apoya. Sobre todo, recuerde que las personas ciegas y con discapacidades visuales son absolutamente capaces de criar a sus hijos de manera segura, independiente y eficaz.