Al tener en cuenta los desafíos de la diabetes, se puede decir que pocas enfermedades exigen tanta atención constante y diligente para con el cuerpo y sus tantas funciones. La vigilancia y el registro constantes de su dieta, la glucosa en la sangre y demás información vital significan que nunca faltarán problemas que resolver.

Si alguna vez padeció de glucosa en la sangre inesperadamente alta o baja, por ejemplo, querrá saber por qué sucedió y cómo evitarlo en el futuro. Luego están los problemas del manejo diario, como encontrar tiempo para hacer ejercicio o controlar los niveles de glucosa en la sangre antes de una comida. Problemas que pueden parecer insignificantes pueden tornarse importantes si se acumulan. Si no se atienden, esos problemas serán muy significativos. Lo ideal es identificar siempre cualquier problema mediante la implementación temprana de su plan de diabetes para poder tomar medidas para que sea más fácil.

La pérdida de visión obviamente trae sus propias complicaciones y niveles de dificultad a los problemas relacionados con la diabetes. Éstos deben atenderse todos los días. Aquí le damos algunos consejos para que tenga en cuenta a medida que avanza.

Usted es la misma persona que era antes de que comenzara a perder la visión

Con el manejo propio intensivo de la diabetes viene una serie necesaria de destrezas complejas, precisas y detalladas. Si antes de la pérdida de visión usted poseía la capacidad y la personalidad para aprender este tipo de destrezas, entonces aún las posee. Si prefería las cosas sencillas y evitaba destrezas complejas y precisas, probablemente aún prefiera lo mismo. La única diferencia es que, en cualquiera de los casos, posiblemente necesite utilizar métodos para casos de baja visión, o no visuales, para hacer algunas tareas necesarias.

Manténgase informado sobre la diabetes

La resolución de problemas comienza con información precisa sobre la diabetes, el tratamiento de ésta y los muchos factores que podrían afectar el manejo de la diabetes. ¿Conoce el tipo de diabetes que tiene y cómo afecta su cuerpo? ¿Ha revisado toda la lista de las 7 de la AADE en lo referente a su atención? Si las respuestas a estas preguntas son “No” o incluso “Hasta cierto punto,” consulte de inmediato a su médico y a un educador en diabetes para obtener información personalizada. También es buena idea buscar materiales de referencia actualizados y accesibles sobre la enfermedad.

Mantenga registros personales exactos de la diabetes

Uno de los mayores desafíos del manejo propio de la diabetes para las personas con trastornos de la visión es encontrar un método confiable, accesible y no visual de mantener los registros de:

  • Alimentos consumidos
  • Dosis de insulina administradas
  • Duración e intensidad del ejercicio
  • Resultados de las mediciones de glucosa en la sangre y presión arterial
  • Resultados de pruebas de laboratorio (en especial de A1C)
  • Pérdida o aumento de peso

También es importante tener acceso a los registros de las consultas médicas. El éxito aquí comienza con el dominio de las habilidades de adaptación de lectura y escritura para las personas con poca visión. Algunos consejos rápidos a tener en cuenta son:

  • Letra grande: casi todos los materiales escritos se pueden encontrar en versiones con letra grande o agrandada. Éstos incluyen las planillas para llevar registros y las listas de registro de diabetes.

  • Cuadernos: pruebe un cuaderno sencillo, con espiral y renglones anchos. También puede encontrar papel con renglones en negritas e incluso en relieve.

  • Papel anti-reflejo: el papel blanco brillante puede provocar un reflejo doloroso. El papel color hueso o amarillo claro son buenas opciones.

  • Bolígrafos: para registros escritos a mano, una pluma negra tipo marcador que escriba con bordes claros y definidos será más fácil de ver. Hay muchas en su tienda preferida de artículos de oficina. Los bolígrafos que alumbran el área de escritura o que tienen otras características especiales útiles también son fáciles de encontrar.

  • Registro en computadora con letra grande: son fáciles de crear si tiene acceso a una computadora. Además, experimente con fuentes y tamaños de fuente que le resulten fáciles de ver. La mayoría de las personas prefiere una fuente sencilla, en negrita, tipo “sans serif” de tamaño 18, por ejemplo Arial o Helvetica Bold.

Otras opciones para llevar registros

Si ya le resulta difícil ver las letras grandes, los registros en “braille” pueden ser una opción viable. Braille es un sistema de escritura que utiliza signos en relieve sobre el papel. Puede que sólo sea necesario que adquiera fluidez en braille elemental (los números y el alfabeto) para llevar registros adecuados.

Una complicación común de la diabetes a largo plazo es padecer de neuropatía y pérdida de sensibilidad en los dedos. Si usted la padece, es posible que le resulte difícil aprender braille estándar. Quizá le resulte más fácil el “braille grande,” el equivalente en braille de la letra grande.

Las grabaciones de audio son otra opción. Los casetes de audio de mano y las grabadoras digitales están disponibles en casi todos los comercios de electrónica. Asegúrese de que el dispositivo y sus funciones sean accesibles antes de comprarlo.

Un problema con los dispositivos de audio para registros de diabetes es que posiblemente tenga dificultades para ver patrones en las mediciones de la glucosa en la sangre. Cuando una persona ve los resultados acomodados en una columna legible, sobre un papel, por hora del día, es fácil ver los patrones. Pero cuando una persona escucha una sucesión de resultados consecutivos, es más difícil captar patrones en determinados horarios del día. Esta dificultad podrá superarse, al menos parcialmente, “marcando” ciertos tipos de registros en particular con sonidos. Así se hace más fácil de encontrar en la grabación. Por ejemplo, la glucosa en la sangre antes de comer quizá pueda “marcarse” con un tono agudo cantado. El consumo de carbohidratos quizá pueda “marcarse” con 3 golpecitos sobre una mesa.

Muchas personas que no pueden ver la pantalla de una computadora utilizarán registros de computadora no visuales. Éstos son programas con una salida de voz que “lee” la pantalla de la computadora al usuario. Esta tecnología de asistencia es particularmente útil cuando se usa con un medidor de glucosa en la sangre que puede descargarse directamente a una computadora.