basado en ADCES7 Conductas de Autocuidado (ADCES7 Self-Care Behaviors), Actualizado por Kim Ladd, RN, BS, CPHQ, CDCES, Noviembre 2021

La importancia de controlar la diabetes

Cuando la diabetes no se controla adecuadamente, se producen otras   complicaciones de salud. Es importante ayudar a reducir el riesgo de las complicaciones a trav√©s de dejar de fumar, revisarse los pies, controlarse la presi√≥n arterial, autocontrolarse los niveles de la glucosa en sangre y realizarse ex√°menes de la vista, los pies y dientes regularmente.

Las personas que tienen diabetes pueden vivir una vida larga y saludable. Es cierto que existen muchos problemas o complicaciones de salud a largo plazo que pueden ocurrir debido a la diabetes. Sin embargo, tambi√©n es cierto que las complicaciones de la diabetes se pueden prevenir. Al saber c√≥mo reducir los riesgos, tiene buenas posibilidades de evitar complicaciones y mantenerse saludable durante toda la vida. 

¬ŅPor qu√© se producen las complicaciones?

Las complicaciones de la diabetes ocurren cuando los niveles de glucosa en sangre son altos durante un per√≠odo prolongado. Los altos niveles de glucosa son da√Īinos para el organismo, especialmente para los vasos sangu√≠neos y los nervios. Muchas personas con diabetes tambi√©n tienen presi√≥n arterial alta y colesterol alto en la sangre. Cada una de estas afecciones, por s√≠ solas, puede ser da√Īina para el organismo. Cuando se combinan con altos niveles de glucosa en sangre, el da√Īo puede producirse antes y puede ser m√°s grave.

¬ŅCu√°les son las complicaciones m√°s comunes de la diabetes?

Problemas oculares: La diabetes puede da√Īar los peque√Īos vasos sangu√≠neos de los ojos. Este da√Īo se llama retinopat√≠a diab√©tica. Estos vasos sangu√≠neos pueden debilitarse y sangrar. Es posible que la persona no tenga signos de advertencia hasta que la visi√≥n ya sea borrosa. Si no se trata, la retinopat√≠a diab√©tica puede provocar una p√©rdida permanente de la visi√≥n. La diabetes tambi√©n puede causar otras enfermedades oculares, como cataratas y glaucoma.

Ataque card√≠aco, accidente cerebrovascular y problemas de los vasos sangu√≠neos: Los problemas card√≠acos son la complicaci√≥n n√ļmero uno de la diabetes. La diabetes puede da√Īar los grandes vasos sangu√≠neos del cuerpo y producir obstrucciones.  Esto puede provocar ataques card√≠acos y accidentes cerebrovasculares, as√≠ tambi√©n como mala circulaci√≥n en las piernas y los pies.

Problemas renales: La diabetes puede da√Īar los peque√Īos vasos sangu√≠neos que atraviesan los ri√Īones. Este da√Īo se llama nefropat√≠a diab√©tica. En las primeras etapas, los ri√Īones da√Īados no filtran todo eficazmente de la orina, por lo que la orina contiene prote√≠nas. En las √ļltimas etapas, los ri√Īones est√°n tan da√Īados que, para vivir, la persona necesita di√°lisis o un trasplante de ri√Ī√≥n.

Problemas con los nervios: La diabetes puede da√Īar los nervios de todo el organismo. Este da√Īo se llama neuropat√≠a diab√©tica. Cuando los nervios de los pies o las manos se da√Īan, la persona experimenta hormigueo, entumecimiento o dolor en los pies o las manos. Los nervios tambi√©n pueden da√Īarse en el est√≥mago y los intestinos, el coraz√≥n, los pulmones, la vejiga o los √≥rganos sexuales, causando problemas con el funcionamiento de estas partes del cuerpo.

Problemas en los pies: El da√Īo que se produce en los vasos y los nervios puede provocar problemas importantes en los pies. Un peque√Īo corte o ampolla puede no curarse bien debido a la mala circulaci√≥n y luego se puede infectar. Si los pies est√°n adormecidos, es posible que la persona no sepa que algo anda mal hasta que la infecci√≥n sea profunda y dif√≠cil de curar. Si no se trata, esto puede producir que sea necesario una amputaci√≥n.

Enfermedad periodontal (de las encías): Los niveles altos de glucosa en sangre también pueden provocar la enfermedad periodontal, la cual provoca infecciones en la boca y pérdida de los dientes.

¬ŅC√≥mo se pueden prevenir estas complicaciones?

Para ayudar a reducir los riesgos de complicaciones de la diabetes, debe:

  • Mantener sus niveles de glucemia (glucosa en sangre), presi√≥n arterial y colesterol lo m√°s cerca posible a lo normal.
  • No fumar. Por s√≠ solo, fumar puede da√Īar la circulaci√≥n y empeorar a√ļn m√°s el da√Īo producido por el nivel alto de glucemia.
  • Visitar a su m√©dico especialista en diabetes para un seguimiento cada 3 a 6 meses. Su presi√≥n arterial y A1c deben controlarse en cada visita. Cada a√Īo, su m√©dico especialista en diabetes debe medir su nivel de colesterol y realizar un an√°lisis de prote√≠nas en la orina.
  • Al menos una vez al a√Īo, consulte a un oftalm√≥logo y h√°gase un examen de la vista. Es necesario que le hagan un examen ocular con dilataci√≥n para que el oftalm√≥logo pueda ver los vasos sangu√≠neos de los ojos.
  • Revisar sus propios pies todos los d√≠as y consultar a un pod√≥logo (m√©dico de los pies) si ve alg√ļn problema. Al menos una vez al a√Īo, consulte a un pod√≥logo o su m√©dico especialista en diabetes, y h√°gase hacer un examen de los pies completo. Evite hacerse pedicuras en el sal√≥n de belleza y considere realizarse pedicuras regularmente en el consultorio de su pod√≥logo, las cuales pudieran estar cubiertas por su seguro.
  • Visite a su dentista para que le revisen los dientes y las enc√≠as por lo menos cada seis meses.

Si en alguna de estas revisiones arroja resultados de que se están empezando a desarrollar complicaciones relacionadas a la diabetes, hable con el médico que encontró el problema sobre lo que puede hacer. Las complicaciones de la diabetes generalmente se desarrollan gradualmente. Si tiene indicadores tempranos de complicaciones, probablemente podrá hacer algo para evitar que el problema empeore.

 

Pruebas que muestran el control de la diabetes

¬ŅPor qu√© tengo que hacerme tantas pruebas?

La diabetes es una enfermedad complicada. Con el tiempo, puede producir cambios en el coraz√≥n, ri√Īones, vasos sangu√≠neos y nervios. Cuanto m√°s sepan usted y su equipo de atenci√≥n m√©dica sobre su cuerpo, m√°s f√°cil ser√° tratar su diabetes. Algunas de estas pruebas muestran si la glucosa en sangre y el colesterol est√°n bajo control. Algunas muestran si tiene indicadores tempranos de complicaciones a consecuencia de la diabetes. Usted y su equipo de atenci√≥n m√©dica pueden usar estas pruebas para decidir si necesita modificar sus medicamentos, insulina o dieta.

 

Pruebas comunes

Glucemia (glucosa en sangre): Todas las personas con diabetes deben medirse ellas mismas sus niveles de glucemia en casa. Esto le indica cu√°l es su nivel de glucemia en ese momento. Conocer su nivel de glucemia puede ayudarlo a tomar decisiones cada d√≠a sobre la alimentaci√≥n y el ejercicio. Si no sabe con qu√© frecuencia debe medirse la glucemia, preg√ļntele a su m√©dico o educador en diabetes. Las pautas para un buen control de la glucemia de acuerdo con la Asociaci√≥n Americana de Diabetes (American Diabetes Association, ADA) son las siguientes:

  • Ayuno / antes de las comidas: entre 80 y 130 mg/dL
  • Una o dos horas despu√©s de la comida: menos de 180 mg / dL

Hemoglobina A1c (HbA1c o simplemente A1c): Esta prueba muestra cu√°l ha sido su nivel de glucemia durante los √ļltimos 3 meses. Brinda informaci√≥n al equipo de atenci√≥n m√©dica para que pueda planificar el pr√≥ximo paso en el cuidado de su diabetes. Esta prueba debe realizarse aproximadamente cada 3 a 6 meses.

Microalb√ļmina: Esta es una prueba de orina que se realiza para verificar c√≥mo est√°n funcionando sus ri√Īones. Comprueba la presencia de peque√Īas cantidades de prote√≠na en la orina, que es una se√Īal temprana de da√Īo renal. Debe hacerse una vez al a√Īo. Si un problema renal se detecta temprano, se puede tratar.

Perfil de l√≠pidos: Este an√°lisis de sangre verifica la cantidad y los tipos de grasa en su sangre. Verifica el colesterol total, HDL (colesterol bueno), LDL (colesterol malo) y triglic√©ridos. Mantener estas grasas en niveles saludables puede ayudarlo a reducir sus riesgos de complicaciones de la diabetes.  Debe hacerse un perfil de l√≠pidos una vez al a√Īo.  De todas las grasas medidas en el perfil lip√≠dico, la m√°s importante es el colesterol LDL, que debe ser inferior a 100 mg/dl. Tambi√©n es beneficioso tener los siguientes niveles:

  • Colesterol HDL – m√°s de 50 mg/dl
  • Triglic√©ridos – menos de 150 mg/dl

Examen ocular: Las personas con diabetes deben consultar a un oculista u oftalm√≥logo cada a√Īo para un examen ocular con dilataci√≥n de las pupilas. El m√©dico usar√° gotas para dilatar (abrir) las pupilas y una m√°quina especial para observar la parte posterior del ojo. La diabetes puede da√Īar los diminutos vasos sangu√≠neos de los ojos. Este da√Īo se llama retinopat√≠a. Si el m√©dico detecta retinopat√≠a de forma temprana, puede tratarse para que el da√Īo se detenga.  Si la retinopat√≠a no se trata, puede causar ceguera. Si no tiene un oculista, puede pedirle a su m√©dico o educador en diabetes que le ayude a encontrar uno.

Cuidado de los pies

Con el tiempo, la diabetes puede da√Īar muchas partes del cuerpo. Cuando sus niveles de glucosa en sangre son m√°s altos de lo normal con frecuencia, tiene una mayor probabilidad de que se da√Īen los nervios y los vasos sangu√≠neos de las piernas y los pies, y esto puede provocar una serie de problemas. La neuropat√≠a es la consecuencia del da√Īo a los nervios de las piernas y los pies provocado por los niveles altos de glucosa en sangre. Puede causar dolor, ardor u hormigueo en los pies. Estos s√≠ntomas pueden empeorar por la noche mientras descansa. Si tiene los pies adormecidos, es posible que no sienta dolor, calor o fr√≠o. Si no tiene mucha sensibilidad en los pies, es posible que no se d√© cuenta si se corta, si tiene una ampolla o una quemadura en el pie. Estas lesiones se pueden empeorar r√°pidamente e infectarse. Hable con su m√©dico si tiene dolor, hormigueo o entumecimiento en los pies. Existen analg√©sicos especiales que pueden ayudar.

Por lo general, las personas que tienen diabetes y discapacidad visual, reducen los riesgos de la misma manera que lo hacen las personas videntes; la √ļnica diferencia es que necesitan adaptaciones para la p√©rdida de la visi√≥n, tales como registros de letra grande y equipos de monitoreo parlantes. En el √ļnico aspecto en que necesitan habilidades especiales de adaptaci√≥n es en el cuidado de los pies.

Dar el primer paso

Evitar la infecci√≥n es primordial cuando se trata de diabetes, y los pies son especialmente vulnerables debido al castigo diario que les infligimos. Los pies deben protegerse con zapatos que le queden a la medida, deben mantenerse limpios y sec√°rselos bien despu√©s de ba√Īarse o ducharse y, adem√°s, muchas personas deben usar  loci√≥n para evitar que se le agrieten. Este cuidado es el mismo para las personas con p√©rdida de visi√≥n que para las personas videntes.

Cortar las u√Īas de los pies

Los peque√Īos cortes en los pies pueden infectarse f√°cilmente, por lo que las personas con diabetes deben cortarse las u√Īas de los pies con mucho cuidado. A las personas con discapacidad visual, les puede ser m√°s f√°cil cortarse los dedos de los pies accidentalmente; especialmente, si los nervios de los pies est√°n da√Īados y tienen los pies adormecidos. Consecuente, los especialistas en el cuidado de los pies recomiendan enf√°ticamente que las personas con deficiencia visual se hagan cortar las u√Īas de los pies por un pod√≥logo, lo que brinda la ventaja adicional de recibir una inspecci√≥n experta de los pies de forma frecuente. Medicare y la mayor√≠a de las p√≥lizas de seguro m√©dico cubren el corte de u√Īas de los pies para personas con diabetes y discapacidad visual.

Inspección diaria de los pies

Todas las personas con diabetes deben inspeccionarse los pies todos los d√≠as, prestando mucha atenci√≥n a posibles ampollas, cortes, rasgu√Īos, durezas y callosidades, y cualquier cambio que hayan sufrido los pies con respecto al d√≠a anterior. Para las personas videntes, esto generalmente se realiza mirando la parte superior, los lados y la planta de los pies, y tambi√©n entre los dedos. Las personas con baja visi√≥n confiable pueden usar un espejo de aumento iluminado para inspeccionarse los pies.

Si no puede confiar en su visión para examinarse los pies y ver posibles problemas, puede usar sus otros sentidos, como su sentido del olfato. Cuando se quite los zapatos y los calcetines/medias, preste atención al olor de sus pies. Un olor excepcionalmente desagradable se relaciona a una infección. Algunas veces, el olor de los pies cambia antes de que se presente cualquier otro signo de infección.

También puede confiar en su sentido del tacto. Siga los siguientes pasos para realizar una inspección táctil:

  1. Siéntese y póngase un pie descalzo en la la falda, o póngase de pie y coloque el pie descalzo en una silla.
  2. Con las yemas de los dedos y los pulgares, tóquese los pies y busque irregularidades de textura y diferencias en la forma de los dedos y los pies con respecto a como se sentían el día anterior.
  3. Comience con el dedo gordo del pie, tantee los lados, la parte superior y la parte inferior del dedo, luego tantee el espacio entre el dedo gordo y el siguiente dedo.
  4. Contin√ļe tanteando el resto de los dedos usando los mismos pasos.
  5. Cuando termine con los dedos, desplace la mano hacia el borde exterior del pie, el talón y el borde interior.
  6. Tantee toda la superficie de la parte superior y la planta del pie.
  7. Por √ļltimo, gire la mano. El dorso de la mano es m√°s sensible a los cambios de temperatura. Use el dorso de la mano para buscar cualquier punto que se sienta inusualmente caliente, lo que podr√≠a ser una se√Īal de inflamaci√≥n.
  8. Tantee todas las superficies de los pies y los dedos, tanto la parte superior e inferior de los mismos, con el dorso de la mano.
  9. Repita todo este proceso con el otro pie.

Si su inspecci√≥n de los pies muestra algo inusual, ¬°llame a su pod√≥logo o m√©dico de inmediato! Los peque√Īos problemas cuando se dejan desatendidos pueden convertirse en grandes problemas; as√≠ que, aseg√ļrese de brindarles la atenci√≥n adecuada a los peque√Īos cortes, ampollas, durezas y callosidades mientras a√ļn est√°n peque√Īos y son f√°ciles de curar.

Enfermedad vascular perif√©rica (EVP) ‚Äďes el t√©rmino que se usa para designar al da√Īo que han sufrido los peque√Īos vasos sangu√≠neos de las piernas y los pies. Este da√Īo produce que el flujo sangu√≠neo sea deficiente, lo cual dificulta la curaci√≥n de las infecciones. Si tiene EVP, es posible que tenga algunos de los siguientes s√≠ntomas en los pies y las piernas: fr√≠o, hinchaz√≥n o cambios en el color de la piel que los hacen lucir de color blanco p√°lido, rojo, azul o p√ļrpura, dolor al caminar o incluso por la noche mientras descansa. Fumar tambi√©n puede producir EVP y empeorarla. Llame a su doctor si nota estos cambios. El ejercicio supervisado, los medicamentos y, a veces, la cirug√≠a pueden ayudar a mejorar la EVP. Haga lo siguiente para mantener los pies sanos:

  • Deje de fumar.
  • Mantenga los niveles de glucemia dentro de su rango objetivo lo m√°s que pueda.
  • L√°vese los pies todos los d√≠as con agua tibia y jab√≥n suave. Luego, s√©queselos suavemente dando palmaditas (no frotando). Recuerde siempre de secarse entre los dedos. P√≥ngase loci√≥n en los pies todos los d√≠as, pero nunca entre los dedos o sobre rupturas en la piel. Observe y tantee a la parte superior, inferior y lateral de sus pies todos los d√≠as. Si ve o siente √°reas rojas, ampollas, cortes, rasgu√Īos, moretones o cambios en la forma de sus pies que permanecen durante m√°s de dos d√≠as, llame a su m√©dico. No espere.
  • Use calcetines o medias sin costuras voluminosas a nivel de los dedos. Aseg√ļrese de que el el√°stico en la parte superior de los calcetines/medias no est√© demasiado apretado.
  • P√≥ngase siempre zapatos y calcetines. Los zapatos de cuero o de lona son los mejores. Use zapatos o zapatillas (pantuflas) cuando est√© en casa. Aseg√ļrese de que la suela de sus zapatos o pantuflas tengan una suela adecuada que le proteja los pies y que nada la pueda perforar.
  • Cuando visite a su m√©dico, qu√≠tese los zapatos y los calcetines y p√≠dale que se los examine.
  • Visite a un pod√≥logo cada a√Īo. El pod√≥logo es un m√©dico especialista en pies.

Enfermedad y días en que está enfermo

Estar enfermo puede producir que sus niveles de glucemia se eleven o reduzcan más de lo usual. Es importante estar preparado, ya que los niveles altos pueden provocar afecciones potencialmente mortales, tales como la deshidratación o el coma.

Si se enferma, es posible que deba llamar a su médico, si:

  • Est√° enfermo y ha tenido fiebre durante m√°s de 2 d√≠as y usted no se est√° mejorando.
  • Tiene niveles de glucemia superiores a 240 mg/dl.
  • Tiene cantidades moderadas o grandes de cetonas en la orina.
  • Ha tenido v√≥mitos o diarrea durante 6 horas.
  • Tiene dolor abdominal o dificultad para respirar, malestar en el pecho, labios o lengua secos o un olor afrutado en el aliento.

Guarde una tarjeta con el n√ļmero de tel√©fono de su m√©dico con sus medicamentos para la diabetes para que pueda encontrarla r√°pidamente si la necesita.

Plan para los días en que está enfermo

Hable con su equipo de diabetes antes de enfermarse para elaborar un “plan para los d√≠as de enfermedad”. Tener un plan establecido le ayudar√° a manejar su diabetes cuando se enferme.

Prueba de Glucemia: Si tiene diabetes tipo 1, debe medir su glucemia cada 4 horas cuando esté enfermo. Si tiene diabetes tipo 2, puede ser suficiente medírsela 4 veces al día.

Prueba de cetonas: Si su organismo no puede utilizar la glucosa para obtener energ√≠a, el organismo quemar√° grasa para obtenerla. Quemar grasa puede provocar una acumulaci√≥n de √°cidos (llamados cetonas) en la sangre, lo cual puede ser peligroso. Si tiene diabetes tipo 1, debe hacerse una prueba de cetonas en la orina cada 4 horas cuando est√© enfermo. Las personas con diabetes tipo 2 deben hacerse una prueba de cetonas en la orina si tienen un nivel de glucemia superior a 300 mg/dl. Puede comprar tiras reactivas de cetonas en la farmacia sin receta m√©dica. Siga las instrucciones para el m√©todo de prueba correcto. Aseg√ļrese de verificar la fecha de vencimiento.  Es importante que las tiras no est√©n caducadas.

Fluidos o l√≠quidos: Cuando sus niveles de glucemia son altos, orinar√° m√°s. Si no toma suficientes l√≠quidos, puede deshidratarse. Tome sorbos frecuentes de l√≠quidos que no contengan ni calor√≠as ni cafe√≠na, tales como agua, refrescos diet√©ticos, gelatina sin az√ļcar o caldo (consom√©). Beba al menos 6-8 onzas, o sea, aproximadamente 1 taza, cada hora.

Alimentación: Si es posible, siga su plan de comidas regular. Si no puede comer alimentos sólidos, trate de ingerir alrededor de 50 gramos de carbohidratos cada 3-4 horas. Los siguientes alimentos y bebidas contienen aproximadamente 15 gramos de carbohidratos y son adecuados para cuando se está enfermo. Consuma tres de los siguientes alimentos para obtener aproximadamente 50 gramos.

  • 1/2 taza de gelatina regular
  • 1 taza de caldo (consom√©) con fideos o arroz
  • 6 galletas saladas
  • 1/2 taza de helado
  • 1/4 taza de sorbete
  • 1 paleta gemela (twin popsicle)
  • 1/2 taza de cereal cocido
  • 1/2 taza de jugo de manzana
  • 1/2 taza de refresco (soda) regular

Medicamentos: La enfermedad puede producir que sus niveles de glucemia se eleven, por lo que es importante que tome todos sus medicamentos para la diabetes cuando esté enfermo, incluso si no puede comer. Si usa insulina, hable con su médico para ver si necesita usar más mientras esté enfermo. Las personas que toman medicamentos orales para su diabetes tipo 2, pueden necesitar insulina por un corto tiempo si sus niveles de glucemia se elevan demasiado. Tenga cuidado al tomar medicamentos de venta libre, como jarabes para la tos o medicamentos para el resfriado cuando esté enfermo. Hable con su farmacéutico antes de tomar cualquiera de estos medicamentos, ya que algunos de ellos pueden afectar sus niveles de glucemia.

Recursos:

Vision Aware: ¬ŅC√≥mo puedo controlar mi diabetes?

Medline Plus:  Complicaciones de la diabetes

CDC:  P√≥ngale el freno a las complicaciones de la diabetes

Cleveland Clinic: Diabetes: An Overview  (Diabetes: Una visi√≥n general) 

Leer m√°s

Consejos para la diabetes y la p√©rdida de la visi√≥n: Reducci√≥n de riesgos  – VisionAware